San Sebastián, desde las alturas.

Es y será una de nuestras ciudades favoritas. Hemos perdido la cuenta de las veces que hemos ido y siempre se produce el mismo efecto. Sí, regresamos a casa, a la rutina, con la sensación de haber disfrutado al máximo, sin haber hecho nada excepcional, y también de haber cargado las pilas. Porque San Sebastián, Donosti, tiene mar, buena oferta gastronómica y es, se mire por dónde se mire, una ciudad bellísima. Y eso casi siempre funciona.

Si la conocéis, habréis comprobado que aparcar es complicado y mucho más hacerlo gratuitamente. Seguramente también sepáis que la oferta hotelera es amplia y no barata precisamente. Nosotros hemos estado en pensiones y en alguna ocasión en hotel, pero a partir de ahora nos quedamos en el Monte Ulía y disfrutamos de unas vistas impresionantes.

 

Monte-Ulia.png

 

Y es que está realmente alto. Pero una senda y multitud de escaleras lo conectan con el barrio de Gros. Si al día siguiente tenéis agujetas, ¡que no os sorprenda!

Advertimos que no es fácil encontrar el parking. Nosotros, de hecho, dimos varias vueltas y nos peleamos con el GPS, pero al fin lo conseguimos. Está en un bosque frondoso y es muy tranquilo. Dormimos junto a otras cinco ó seis furgonetas y un autobús convertido en vivienda (¡espectacular!).

 

Monte-Ulia2.png

 

No penséis que al estar en una ciudad a altas horas de la madrugada habrá ruido, música en los coches o botellón. Al menos cuando nosotros hemos ido, no ha sucedido. Señalar, eso sí, que no es posible dormir a pierna suelta hasta tarde. Se trata de una zona de paseo muy popular y, desde muy temprano, se escucha el movimiento de coches y de paseantes.

Muy cerca se encuentra el Albergue Juvenil Ulía. Nos gustaría contar nuestra opinión porque nosotros nos acercamos al haber leído algún comentario positivo. Nuestra experiencia no fue así. Cuenta con una terraza y una panorámica verdaderamente maravillosa, si bien, pagamos un elevado precio por un desayuno mediocre y los baños estaban muy sucios.

Como decimos, si se siguen la senda y las escaleras, se llega al barrio de Gros. Nos gusta su playa; The Loaf Bakery, por su pan y su tarta de zanahoria; así como el restaurante japonés Elosta.

Si os apetece probar este último, conviene reservar y disfrutar de las sugerencias fuera de carta. Nosotros no hicimos lo primero, pero tuvimos suerte y el personal, que fue muy amable, nos hizo un hueco en la barra. Alucinaron porque probamos casi de todo. Y claro, luego teníamos la tripa tan llena que pensar en las escaleras se nos hizo cuesta arriba… Así que volvimos en taxi, por apenas 5 euros, y nos dejó en la puerta de la furgo.

En el albergue nos dijeron que hay un servicio de autobús. Llamas por teléfono una hora antes de subir, y te espera en una parada en Gros. No sabemos hasta qué hora funciona, pero es una gran solución.

Para nosotros, cada nueva visita a San Sebastián resulta relajada precisamente por todas las veces que ya la hemos recorrido. No sentimos prisa alguna por conocer nuevos lugares, paseamos sin rumbo fijo y casi siempre disfrutamos con ojos de recién llegados.

Y sí, la Playa de la Concha sigue despertando en nosotros más de un suspiro porque siempre luce bonita. En invierno, puede que incluso más.

 

captura-de-pantalla-2017-01-21-a-las-11-11-36

 

De Donosti, además, siempre volvemos con buen sabor de boca. Es complicado no acertar aunque la calidad tiene precio.

En cuanto a barras y restaurantes, elegimos: A Fuego Negro, Zeruko, GanbaraNineu y Bodegón Alejandro. Por supuesto, las opciones son numerosas y no recordamos el nombre de otros establecimientos en los que disfrutamos. A La Cuchara de San Telmo dejamos de ir por antipáticos. Quizá hayan cambiado, ojalá, porque tenían propuestas muy buenas.

En algún momento hay que pasar por La Viña y compartir (o no) una porción de su deliciosa tarta de queso (¡se merece un monumento!); por la Pastelería Otaegui y comprar chocolate; y también por Barrenetxe y llevarse sus bizcochos de almendra o ‘txintxorros’.

Si de un café o una copa a media tarde se trata, cerca del Aquarium hay un bar, en una esquina, con un neón rojo. Se llama Akerbeltz. No tiene nada especial pero a nosotros nos gusta, nos trae buenos recuerdos y nos encantan los neones.

 

captura-de-pantalla-2017-01-21-a-las-11-11-23

 

En cuanto a compras, también sabrosas, resultan imprescindibles el Mercado de La Bretxa y Aitor Lasa, especializado en hongos y setas. Don Serapio no está en el centro, pero es otra dirección clave si se trata de encontrar buenos quesos y carnes.

Por último, otra tienda muy suculenta es Mimo San Sebastián. Merece la pena visitarla por la selección de aceites, vinos y conservas que ofrece; porque está en el emblemático (y maravilloso) Hotel María Cristina y porque organizan interesantes talleres de cocina, catas y visitas guiadas por la ciudad con la gastronomía como eje, naturalmente.

Pero no todo es comer y aunque suele ser un plan en familia y con niños, nosotros recomendamos conocer el Aquarium también cuando se viaja en pareja, solo o con amigos.

Recoge la historia de la ciudad a través de la pesca, cómo eran los hombres y mujeres que vivían del mar y cómo ha sido la evolución de esta actividad económica. Además, claro está, permite ‘sumergirse’ y contemplar espectaculares peces, algunos son preciosos y otros, no tanto. La visita resulta relajante e inquietante a partes iguales.

 

captura-de-pantalla-2017-02-06-a-las-16-26-41

 

Para quienes disfrutan en las tiendas de objetos bonitos para el hogar, una última recomendación: Valentina.

Ésta es una pequeña parte de lo que San Sebastián ofrece. Lo mejor es vivirlo en persona y dejarse sorprender como si fuera la primera vez. Nunca falla.

#nosinmifurgo
#keeprolling

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s