El mar siempre funciona.

Llegamos un sábado, era tarde, casi de noche. Era el último fin de semana de agosto y nos enfrentábamos a un lugar desconocido y a un nuevo entorno social y emocional.

Coincidía con ese momento en el que casi todo el mundo siente que el verano llegó a su fin, aunque a nosotros nos apasiona septiembre. Significa regeneración, proyectos por desarrollar, otra luz, otra actitud, nueva energía… Así que quisimos ahuyentar ‘esas nubes’ que nos podían poner tristes por estar ya lejos de los nuestros. Y buscamos el mar.

captura-de-pantalla-2017-01-23-a-las-10-57-46

Nos acercamos en furgo hasta la playa de Sandyhills. La marea estaba baja, muy baja. Nosotros no estamos acostumbrados a este tipo de movimientos del mar tan radicales y nos sorprendió. De hecho, el agua se aleja varios kilómetros de la orilla y se adivina muy a lo lejos. Entonces, multitud de personas y de familias con niños, muchas también con perros, aprovechan para pasear sobre la arena. Llevan, cómo no, botas de agua.

En Sandyhills hay una caravana que vende helados y sale un pequeño sendero rumbo a Rockcliffe. Nosotros no hemos pasado todavía una noche allí, pero sabemos que hay una zona de aparcamiento adecuada.

La primera foto de esta entrada corresponde a dicha localidad, pintoresca y conocida como destino de veraneo. Caía la noche.

Todo está sumamente cuidado y los jardines de las casas son maravillosos.

captura-de-pantalla-2017-01-23-a-las-10-57-58

Hemos vuelto más veces. Siempre que necesitamos que el mar cumpla su efecto reparador, y nos calme.

Nos gusta el sonido del agua al llegar a las conchas. Choca contra ellas o sencillamente las acaricia. También el sonido que producen nuestras pisadas sobre ellas. Y es que la playa no es de arena fina, está cubierta de infinidad de conchas.

Nos han dicho que es un lugar peligroso para bañarse. Aunque los rayos de sol templen el agua, nos han dicho que no probemos.

En Rockliffe hay un bonito salón de té que, además, es tienda. A nosotros nos gusta ir y comprar un helado de Cream O’Galloway. El té preferimos tomarlo en la furgo, cuando volvemos del paseo. Después, llegamos a casa felices. Sin nubes…

Porque el mar siempre funciona.

#nosinmifurgo
#keeprolling

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s